Reseña de Faustino Núñez a Orilla del Mundo

El rey de los instrumentos musicales, el piano, cuando se desplaza a los territorios de la reina, la guitarra, debe recrear su lenguaje con el cuidado que precisa una música tan exquisita y compleja como es el flamenco.

Aunque no se trata de transportar el lenguaje de la guitarra al teclado sino, lo que es más difícil, construir un léxico propio para expresarse desde el piano a lo flamenco. Alfonso Aroca lo consigue con creces explotando todos los recursos que le proporciona un instrumento tan completo como el ‘pianoforte’.

Lo hace a través de un discurso armónico en clave actual pero apoyado en la tradición, con melodías flamencas entreveradas de aromas jazzeros y ecos de los clásicos españoles, y con una rítmica puesta al día poniendo en práctica todo lo avanzado en este terreno desde los tiempos del maestro Romero o Arturo Pavón.

La calidad de sus composiciones dan fe de su compromiso con el flamenco, volcando en cada pieza su personal inspiración desde el piano, mostrando sin tapujos su música.

Con este disco el piano continúa su camino para consolidar una posición sólida entre los instrumentos más flamencos.

Enhorabuena.

Faustino Núñez, musicólogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>